Alcachofas al Horno

  • Alcachofas en Salsa

  • Alcachofas Rellenas

  • Alcachofas al Horno

  • Alcachofas con Jamón

  • Alcachofas Fritas


  • "Alcachofas al Horno"

    Alcachofas al Horno





    Una de las mejores formas de preparar las alcachofas es la que te presentamos a continuación en esta receta. Vamos a detallaros paso a paso como hacer unas sencillas y ricas alcachofas al horno, que seguro que os gustan.

    Ingredientes:

    - 10-12 alcachofas
    - Una cebolla grande
    - Cuatro dientes de ajo
    - Unas lonchas de jamón
    - Un vaso de vino blanco
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Pimienta negra molida

    


    Preparación:

    Para hacer las recetas de alcachofas podemos emplear unas frescas, lo más adecuado sobre todo en la temporada de las mismas, para aprovechar todo su sabor, o bien emplear las que ya vienen envasadas, que tienen la ventaja de estar ya limpias y cocidas, y son una buena opción si no tenemos mucho tiempo para cocinar o si preferimos evitarnos limpiar y cocer las alcachofas frescas, que es un poco engorroso si tenemos que preparar una buena cantidad de las mismas.





    Si empleamos unas alcachofas frescas lo primero que hay que hacer es cortarle los tallos a las mismas, y lo hacemos cortando un trozo de la base, así las dejamos planas, para poder mantenerlas rectas al hornearlas más adelante. Después vamos quitando las hojas leñosas que tienen, hasta que nos quede la parte más blanca de las mismas, entonces cortamos la parte superior que nos quede, para dejar únicamente el corazón de las alcachofas, que es lo que vamos a emplear en la receta.

    Ponemos a calentar una olla de buen tamaño con abundante agua y un puñado de sal y cuando el agua hierva echamos los corazones de las alcachofas y las cocemos hasta que estén tiernos, lo que llevará entre 20 y 25 minutos más o menos. Antes de sacarlas comprobamos que están realmente tiernas, y cuando lo estén las ponemos a escurrir en un escurridor para que suelten toda el agua sobrante y se vayan enfriando. Evidentemente si empleamos corazones de alcachofas envasados, nos evitamos todo este proceso.


    Mientras se cuecen y se escurren, vamos a pelar una cebolla grande la picamos bien finita, y hacemos lo mismo con los dientes de ajo. Ponemos una sartén con un chorreón de aceite de oliva a calentar y en ella vamos a sofreír la cebolla y los ajos, echando por encima sal para que se poche bien la cebolla. Mantenemos a fuego medio removiendo de vez en cuando, y una vez que esté todo doradito, agregamos el jamón cortado en trocitos, y lo salteamos unos minutos para que tome buen color.

    Encendemos el horno y lo precalentamos a 180ºC, mientras acabamos de preparar la receta. En la sartén vamos a agregar el vino blanco cuando el jamón se haya salteado un poco, y dejamos que se consuma el alcohol a fuego alto durante un par de minutos. Después vertemos la mitad aproximadamente del contenido de la sartén en una fuente que sea apta para el horno, y después colocamos encima las alcachofas ya escurridas, colocadas de pie y bien repartidas por la fuente, sin que queden juntas.

    Salpimentamos bien las alcachofas y por encima de ellas echamos después la otra mitad del contenido de la sartén, y una vez que el horno esté caliente metemos la fuente y horneamos unos 20 o 25 minutos, hasta que las alcachofas queden bien hechas, pero con cuidado que no se nos quemen. Una vez que pase este tiempo y veamos que están listas, ya podemos servir en caliente estas ricas alcachofas al horno, para comerlas tal cual o bien servirlas como guarnición de algún plato de carne, por ejemplo. Ya verás cómo te encantan y las preparas a menudo.